Archivos del blog

Diálogos con Prozac

- Me agradaría algo de ingenio en la cama...

- ¿No es suficiente con un ingeniero de minas?

- ¡No, si la minería se reduce al carbón!

- ¿Y si es un ingeniero de caminos? Seguro que es capaz de reconocer los buenos polvos del mismo.

- Dicen que se hace camino al andar...

- Y que sin el caminante no hay camino...

- Y que sin observadores sólo hay frugalidad en la retina...

- Pero quizá mayor intensidad y libertad en lo andado...

- Si te sientes espiado y observado se acrecienta el goce, y hay amantes que gozan con los ojos compuestos de la araña...

- No es mi caso...

- Aun así, ¿quiénes somos para privar a los insectos de su cielo?

- Que los parásitos busquen otro cuerpo al que asirse...

- Entonces me dejas al amparo de la nada, sin perro para mis pulgas y sin codicia para la enfermedad...

Si necesitas observadores, mejor una jauría.

- No te equivoques, la jauría ama al solitario...

¿Más público...?

- No tiene que ver con lo público ni con la publicidad, sino con lo púdico del recatado sentimiento acechado por las fieras.

- ¿Ya tienes observadores que eleven tu placer?

- El deleite está en hacer lo que nos place sin intermediarios del vicio ni del juicio. Escribo para la interioridad, no para la satisfacción o el entretenimiento de los curiosos.

- Sé que no escribes para el populacho, al igual que cuando te contesto se me olvida que nos leen.

- De todas formas, ¿te das cuenta hasta que punto nuestras conjeturas nos llevan al comienzo?: el camino está hecho para ser recorrido, al igual que un escrito está hecho para ser leído.

- El círculo vuelve a cerrarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario