Ir al contenido principal

Diálogos con Prozac

- Me agradaría algo de ingenio en la cama...

- ¿No es suficiente con un ingeniero de minas?

- ¡No, si la minería se reduce al carbón!

- ¿Y si es un ingeniero de caminos? Seguro que es capaz de reconocer los buenos polvos del mismo.

- Dicen que se hace camino al andar...

- Y que sin el caminante no hay camino...

- Y que sin observadores sólo hay frugalidad en la retina...

- Pero quizá mayor intensidad y libertad en lo andado...

- Si te sientes espiado y observado se acrecienta el goce, y hay amantes que gozan con los ojos compuestos de la araña...

- No es mi caso...

- Aun así, ¿quiénes somos para privar a los insectos de su cielo?

- Que los parásitos busquen otro cuerpo al que asirse...

- Entonces me dejas al amparo de la nada, sin perro para mis pulgas y sin codicia para la enfermedad...

Si necesitas observadores, mejor una jauría.

- No te equivoques, la jauría ama al solitario...

¿Más público...?

- No tiene que ver con lo público ni con la publicidad, sino con lo púdico del recatado sentimiento acechado por las fieras.

- ¿Ya tienes observadores que eleven tu placer?

- El deleite está en hacer lo que nos place sin intermediarios del vicio ni del juicio. Escribo para la interioridad, no para la satisfacción o el entretenimiento de los curiosos.

- Sé que no escribes para el populacho, al igual que cuando te contesto se me olvida que nos leen.

- De todas formas, ¿te das cuenta hasta que punto nuestras conjeturas nos llevan al comienzo?: el camino está hecho para ser recorrido, al igual que un escrito está hecho para ser leído.

- El círculo vuelve a cerrarse.

Comentarios

Entradas populares de este blog

POETÍLICOS

- ¿Cruces blancas en lo rosa? Si hay satisfacción, al desastre no le importa el sastre...
- Ya sabes, al final la muñeca diabólica siempre seguirá siendo muñeca... sastre y medidas férreas de lo que al "placer" se refiere.
- Prefiero la maldad de una mujer, incluso las bondades de una mujer con el mal... ¿De qué sirven los trajes cuando la piel es la medida?
-A veces vestiduras y pieles sufren de remiendos... hasta Satán sucumbe ante la costura de una mujer... de una muñeca también.
- ¡Satán jugando a las peponas! ¡Fascinante tentación!

Místicos deseos

Una melena prodigiosa que casi tapa el prodigio... Sobre el embiste, anteriormente citado, si no pone a prueba la consistencia del lecho me hace dudar de sus pretensiones. Si a una mujer se le da bien hacer habitaciones, el firme propósito de un hombre es deshacer su creación, deslegitimar su obra (no pensamos en follar sino en profanar colchones). Tengo la firme convicción de que cuando una mujer piensa deliberadamente en el amor es que la cama no está bien hecha, no le agrada totalmente, e intenta recomponer el dobladillo de las sábanas.
Ábrete como una flor al recuerdo, suicida con tus pasos las horas, porque nadie merece un tiempo de olvido... Vuela como una polilla hacia la eternidad de la luz, que no nos sirva la condescendencia de excusa ni la nocturnidad de abandono. El amor todavía es una quietud de sábanas limpias y un demonio que dormita desalojado de sus posesiones. Dios ha criogenizado tus lágrimas para resucitar la hermosura, y el alma despertará de su sueño para nidificar en lo alto.