Archivos del blog

¡Bienvenida al surtido navideño! ¿Sabes lo que significa un polvorón? ¿Sabes qué parte de tu anatomía tiene que atiborrarse de mantecado para intentar pronunciar lo impronunciable? Siempre que nos llenamos la boca de algo, escupimos con plenitud y gozamos con certeza (¡no te atragantes, mi bien, antes de degustar el trago!). ¿Entiendes que el turrón duro acabará penetrando tu rosco de vino y que perderé los empastes entre tus mazapanes? Con el chocolate de tus nalgas y aceite de palma, haremos delicados bombones, trufas y hojaldres.

6 comentarios: