Archivos del blog

En el baúl de mi bragueta hay una vendedora de anteojos y un cajón de dioptrías para los recuerdos.

2 comentarios:

  1. Uno crea su camino
    Tropiezas si quieres
    o si piensas con la de abajo :)
    la de arriba
    nunca falla compañero
    jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que existe una inmediata necesidad de tropezar, una innata voluntad de caer para acostumbrarnos a la "poesía".

      Eliminar