Archivos del blog

Cuando un artista está acabado se refugia en la provocación "porque yo lo valgo". Y siempre hay un crítico, igualmente acabado, que nos cuenta unas cosas muy graciosas sobre penes y tetas.

García Ginés


Tal vez no sepan siquiera que están acabados y que no valen nada, y esto sí que es humorístico y provocador. Lo mismo, quizás, se pueda trasladar a mi persona, es evidente, pero la supuesta gracia de los penes y las tetas nunca ha pretendido ser arrogante.

8 comentarios:

  1. El estar acabado y no saberlo, más que humorístico, lo encuentro bastante triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una tristeza hilarante, nunca de verdadera congoja...

      Eliminar
    2. Mal receptor si no está abierto a las críticas y a la posible dilapidación de su obra.

      Eliminar
    3. De esa premisa ya partíamos, el dilema es, si esa actitud es hilarante o entristece al receptor externo

      Eliminar
    4. Nada renace sin daño intrínseco.

      Eliminar
  2. Eso no es provocar, es aburrir a un muerto. No me refiero a ti, me refiero al que "yo lo valgo"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te puedes referir a mí y lo tomaría en consideración para tratar de divertir a los muertos. "Yo lo valgo" también puede ser una desfachatez cabal, pero seguramente no gratuita.

      Eliminar