Archivos del blog

La libertad es una elección, una terrible elección que va en contra de nuestras limitadas posibilidades materiales, intelectuales y morales dirigidas por el sistema, hasta tal punto la libertad es esclava de sus nociones y sus atribuciones... Por supuesto, excluir y negar compete al lucro de unos pocos y esto no se contradice con encauzar y conculcar en el supuesto beneficio de la mayoría. La verdad es que no nos enseñan a ser libres sino a ser dependientes, orientando nuestras habilidades y destrezas hacia el servilismo. Con nuestras necesidades cubiertas y encubiertas la libertad es un mero trámite hacia el civismo.

4 comentarios:

  1. En un Estado "paterno-proteccionista" la libertad es mínima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero te hacen creer que es ilimitada..., ellos se encargan de la redención y la pena.

      Eliminar
    2. Ahi le has dado....nosotros encima serviles y anestesiados

      Eliminar
    3. Aun así nos va a doler, ya nos está doliendo...

      Eliminar