Archivos del blog

Pedagogicamente hablando: estoy hasta los huevos de tanto condón informativo.

2 comentarios:

  1. Te imaginas los huevos kinder con carteles publicitarios de partidos: no se comían ni uno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué no? Únicamente habría que despreciar el regalo.

      Eliminar