Archivos del blog

te rondaré como un jaguar y tú
mientras huelo tu pelo,
te quedarás tan quieta como una rama seca

Billy



Me siento como un chicle pegado a la literatura de tus zapatos (todavía no me ha sobresaltado la idea de llegar a tus tobillos). Al chicle le gusta esa sensación, no le incomoda pasar de un paladar a una suela mientras se llena de sustancia (huelga decir que a veces se junta lo mentolado con las cacas de bulldozer). Tú siempre serás el fresco hálito, otros son la necesidad de un tónico y un purgativo.

4 comentarios:



  1. No lo creo. No creo que a un chicle le apetezca nada ser aplastado contra el suelo por la suela de un zapato, por mucha sustancia que haya en la acera, su sito es la boca. Una boca, si acaso dos sin salir a tomar el aire jaja y fin. Como tampoco creo que si a alguien la menosprecian aunque sea con cariño o como sea, diciéndole que cada día estás más gorda se vaya a quedar quieta para que le hagan cantar el aleluya de Hendel y ...
    Si es así…
    Si es así...
    ( me voy a arrepentir de lo que te voy a escribir pero voy como tú en automático ;)
    Si es así, con todos mis respetos, cantaría la Traviata con cualquiera en cualquier parte.

    Creo que la elegancia/dignidad de una persona, como el sabor de un chicle van dentro, si la pierdes, no sabes a nada, ni vales nada. FIN y sí son muy tremenda en este pero a veces ... a veces veo a mujeres .. porque sobre todo somos nosotras las que caemos ahí al fondo del fondo del fondo por un tío ... que buuuffff .. no puedo... después, podrás envolverte de lo que quieras por fuera, dentro ya no tienes sabor, una vez se va, no vuelve. Bueeeeno a veces, poquísimas .. la vida te cura si en el camino alguien vuelve a hablarte como mereces ... desgraciadamente poquísimas veces vuelves a creerte que lo mereces ... en fin, sé que esto es una crítica descarnada que no tengo ningún derecho a hacer ( vendo muy tocada de un juicio y fíjate lo que me sale aquí) pero me sale .. y como no quiero que me hagan comer cien chicles sin quitarles el papel ( lo merecería) por decir este cúmulo de idioteces donde no se lo merecen, te la dejo aquí con tu permiso, pidiéndote cien perdones ( por eso son terapéuticos los blogs para mi.. fíjate lo que saco fuera jaja) pero sé que a ti no te importa que me desahogue… ya has hecho de mi papelera taaantas veces que seguro una vez más no te importa ¿ ves por lo que siempre te digo que eres un cielo? esto no lo permite nadie ¡solo tú! jaja … tú no eres un chicle, eres un pastel de chocolate pero no sabes mirarte bien al espejo, es eso ;)


    FIN


    PD
    Me voy nueva, aunque no sé si pensaré lo mismo cuando lea en otro momento esto.. bueno, si eso lo borras y ya está!

    GraaaaciaasssS!


    MuaaaksS!


    PD ( bis)
    Un alienígena si fuera listo sería polen ...una mota de polen, otro día te explico por qué ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y, así podríamos decir: las que te rondaré jaguar. Aquí puedes echar los restos y no importan ni sirven las lindezas, los besos y los pasteles..., esos goces están reservados para otras fiestas. En este antro, sólo escupir, esputar como blasfemos, mientras las necesidades básicas se descargan en talento.
      Prométeme que vas a dejar las vanidades aparcadas, me refiero a los muaaaksS, a los cielos con mayúsculas y a otras salientables bajezas.
      Los chicles no aman la gravedad cero, pero sí compartir boca y mezclar sabores (ahí tu puntualización es perfecta). A mí también me gusta matizar: el sitio de una boca son muchas partes.
      La Traviata está bien para una gorda sin cariño y Hendel para el cariño de una gorda. Amar despreciando es una complejidad sobrevenida y mal sobrellevada. El daño es tener que mascar una relación en el tránsito del envoltorio a la papelera (una correosa goma de sinsabores).
      Nada dulcifica los que somos, ni el chocolate ni el espejo. Me quedo con tus palabras "alienígenas" y una mota de polen.

      Eliminar

    2. jaja no puedo prometerte eso, no sería yo si no dejo besos, muaaaksS y te llamo cielo ... me temo que vas a tener que conformarte con mis bajezas empalagosas;)

      Eliminar
    3. ¿Atrapar el ruiseñor con placebos para canarios? No creo que las aves se conformen con cantar, las alturas tienen que ser reconfortadas con el vuelo.

      Eliminar