Archivos del blog

Nadie desea conocer la inspiración de un loco, conspirar a la mitad de un trago. En tu escritorio hay un poema que no conoce nadie, escrito contra los dioses y la sangre. En una esquina desquiciada de tu corazón, los más perversos vicios arden contra natura, cincuenta y siete veces hacia la ausencia del día y otras tantas en la necesidad de las noches.

4 comentarios:

  1. ¡Claro que sí! ¿cómo no conspirar contigo un ratito en letras compartiendo este fantástico trago que te ha salido entre las cincuenta y siete ausencias y otras tantas necesidades en mitad de la esquina de ese precioso y desquiciado corazón tuyo? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso y desquiciado no son los atributos de un corazón incapaz de peinarse, pero has sabido tocar las esquinas y eso es un atributo de virtud.

      Eliminar
  2. Yo sí deseo conocerla, porque como él he conspirado un día y tengo cientos de poemas que nadie conoce, en sus palabras hay perversión y sensatez de acuerdo con la necesidad del momento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si haces de la necesidad del momento un compendio de sensatez, cualquier pecado debe ser honestamente requerido.

      Eliminar