Archivos del blog

Busco la explicación de tu mano en mi garganta, al igual que busco el oxígeno de lo lejano en mi memoria.

Nieeze


La mano siempre es rehén de la belleza. Los poros se pliegan a la pretensión de los dedos sobre el deseo del cuello. Es la garganta la que ejerce la presión requerida con contenida voluntad, para que se cierre la palma sobre la barbilla y el mentón,  a fin de propender el beso sobre la sed.

No hay comentarios:

Publicar un comentario