Ir al contenido principal
Un poeta es un zombi llorón con ortigas en el ano. Un ser atribulado y atrofiado que se tambalea como un borracho y es capaz de embriagarse sin probar un trago, parapetado en alguna belleza. 
Recolecta sueños perdidos, recopila anécdotas de arena, sonidos y despojos de estrellas. A cualquier patán de los versos le crecen alas y se metamorfosea en mariposa. 
Ten presente que todas las cosas escriben en nosotros y sólo un zángano mareado o un borrico pateado pueden recoger la miel de ese enjambre para transformarlo en codicia. 
La verdadera poesía se rubrica en los burdeles y en las puertas de los retretes; pero al pato de la muerte, como en Sin Perdón, le escuece un perdigón y tiende a gesticular como una gallina mientras implora la ambición de una cosecha.

Comentarios

  1. Verdaderamente si hubiera un premio a la metáfora/imagen/simbolismo etc.. etc... más esperpéntica tirando a patética dantesca arruinada hecha un asco de lo que sea que hables ( en este caso la autoflagelación de un poeta) ... ganabas el premio de corrido. Pero vaaamos a ver RAUL, tengo una duda metafísica contigo. Obviamente después del repaso que has metido a los poetas te sientes poeta y aquí jamás de los jamases te he leído una sola poesía "stricto sensu" comprendo que tú consideras poesía toda manifestación escrita con gusto por la ornamentación y la forma y sí, es verdad que la prosa poética que es lo que te leo aquí es un tipo de poesía, pero me resulta curioso que te consideres poeta y no escritor... vamos que te encuentres más cómodo considerándote poeta que escritor en general porque a mi, si te digo la verdad, cuando pienso en poetas lejos de esa imagen de malditismo y marginalidad .. que tan bien has dibujado... así... borrachos, despelujados, tambaleándose con barbas de cuatro o cinco días .. enroscados al cuello de una mujer despechugada, rubia de agua oxigenada con raíces negras, carmín corrido y bebiendo agua de fregar desplomándose sobre una mesa jaja ( lo de "la belleza de manzana y una melancolía de sidra" es un lujo solo para los días de fiesta.. Mmm qué bonito ;) ... ¿sabes cómo me imagino yo a los poetas? con polainas y tocando una mandolina bajo los balcones jajaja así que por favor ... vístete con el casco de la obra, unas botazas en condiciones que lleve mucho y no te desmerezcas más ... si insistes en desdibujarte como lo haces, te doy unas friegas de ortigas por todo el cerebro y verás como te reaccionan las ideas a la velocidad de la luz ;)

    MuaaaksS! ... ahí, en el centro de tu calva, como al enanito gruñón en el cuento de Blancanieves ;)


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta esa imagen de "autoflagelación" más que la de "autocomplacencia" y "consideración". Lo has descrito muy bien y sin eufemismos, pues procuro ese mismo esperpento (algo parecido a un desafinado poema-narco-corrido).
      Ciertamente, la descripción que has hecho de la bohemia ha conseguido enamorarme, sobre todo lo del agua de fregar y las ganas de restregarme unos pechos oxigenados con ortigas...
      ¡Qué suerte la de Blancanieves! Demasiados filántropos del enanismo y tan pocos poetas convencidos de su virtuosismo...
      ¡María, mereces un premio por tan hermoso comentario sin la necesidad de tener que asomarte a una calva!

      Eliminar
  2. Ya sabes ... traducción: unas botazas en condiciones que lleve( LLUEVE) mucho ;)


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llueve sobre mojado y nunca llegamos a empaparnos. Hoy he conseguido que mi padre se ponga las gafas para ver una película francesa subtitulada. El acicate era un trío que nunca llegó a consumarse (los franceses son así de exquisitos con sus metáforas)

      Eliminar
  3. hablando de poesía, qué te parece la expresión "ir más allá del lenguaje" que estoy escuchando mucho últimamente. la poesía como ejercicio sintáctico. que, por otra parte, no tiene nada de nuevo ya hace casi cien años del trilce de vallejo. otra cosa, y partiendo de que todo es prescindible, ¿de qué poetas te costaría más prescindir? saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que sea clarividente lo que tengo que decir pero si recoge algo sobre la idea de ir más allá del lenguaje y avanzar hacia otras formas o formulaciones de diferente contenido y aceptación (tal vez no en el sentido requerido). La obra se ha convertido en un objeto de utilitarismo y la palabra en una redundancia de egos banales. Es indispensable, desde luego, la transgresión en esencia de ese "artilugio" que nos hace caminar sin mojarnos y de esa "expresión" que se solaza en su propia retórica. Todo lo que sea experimentar es básico: la crítica y el cambio para no anclarnos siempre a un estereotipo. Pero la palabra debe dejar un poso y no un simple y difuso juego de vocablos atmosféricos (y después del poso..., al pozo de las contradicciones, el sarcasmo, la ambigüedad y la ironía). Una poesía profunda unida a una poesía rudimentaria, una poesía ornamental junto a una poesía sin dotes para el decorado... La mezcla y la ruptura de todos los conceptos en una argamasa vomitiva, volitiva, emotiva, punitiva y votiva (tampoco quiero omitir las "lavativas").
      Creo que el poeta es el más prescindible de los seres aunque su obra pueda ser imprescindible.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

POETÍLICOS

- ¿Cruces blancas en lo rosa? Si hay satisfacción, al desastre no le importa el sastre...
- Ya sabes, al final la muñeca diabólica siempre seguirá siendo muñeca... sastre y medidas férreas de lo que al "placer" se refiere.
- Prefiero la maldad de una mujer, incluso las bondades de una mujer con el mal... ¿De qué sirven los trajes cuando la piel es la medida?
-A veces vestiduras y pieles sufren de remiendos... hasta Satán sucumbe ante la costura de una mujer... de una muñeca también.
- ¡Satán jugando a las peponas! ¡Fascinante tentación!

Místicos deseos

Una melena prodigiosa que casi tapa el prodigio... Sobre el embiste, anteriormente citado, si no pone a prueba la consistencia del lecho me hace dudar de sus pretensiones. Si a una mujer se le da bien hacer habitaciones, el firme propósito de un hombre es deshacer su creación, deslegitimar su obra (no pensamos en follar sino en profanar colchones). Tengo la firme convicción de que cuando una mujer piensa deliberadamente en el amor es que la cama no está bien hecha, no le agrada totalmente, e intenta recomponer el dobladillo de las sábanas.
Ábrete como una flor al recuerdo, suicida con tus pasos las horas, porque nadie merece un tiempo de olvido... Vuela como una polilla hacia la eternidad de la luz, que no nos sirva la condescendencia de excusa ni la nocturnidad de abandono. El amor todavía es una quietud de sábanas limpias y un demonio que dormita desalojado de sus posesiones. Dios ha criogenizado tus lágrimas para resucitar la hermosura, y el alma despertará de su sueño para nidificar en lo alto.