Archivos del blog

Deberíamos ir más allá del lenguaje para recalar en la piel y el afecto. Una poesía bella es como un cielo castrado de interioridades si no asumimos la transgresión hacia el encuentro. 
Cualquier poeta es prescindible y ningún poema es verdaderamente una propiedad. Tengo que significar que la impronta personal es importante, y todos hemos aprendido a cabalgar sobre algún animal salvaje y lírico (poeta mediante), impregnándonos de esencias, amancebados como infinitas rameras.
Si puedes hacer el amor por qué te vas a complacer únicamente con las letras. Después de enfangarnos el corazón es inconsecuente regresar a una lectura que no se circunscriba a un cuerpo y a la expiación de un deseo.
El futuro del poema es la interacción con la carne y la brea hasta dejar de tergiversarse en un discurso inocuo. Voces rotas, disonancias vacías en un lupanar; pero en nosotros, además, la mercancía del placer se transformará en un placer de mercancías: bajos fondos para amar con artes de mercenarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario