Archivos del blog

Te
despachurra el corazón.
Así, tan obvio como inevitable!



María


Te juro que todo es más complicado que unas simples letras. De las palabras no te puedes fiar, y del amor, difícilmente te puedes salvar. No juegues demasiado con la mantequilla (esos postres me obsesionan si se trata de untar un cuerpo). ¡Siempre a saco con tus pensamientos! Hay poetas que utilizan los versos para acaparar amantes, entonces debemos suponer que a cierta fauna le gusta la poesía. Te diré una cosa:  me desnudo de poemas para que descubras mi insuficiencia enlatada; si, aún así, deseas permanecer a mi lado, nunca te ataría a mi cama ni a mi alma. Detrás de un poeta sólo hay una incomprensible equivocación, algo que somos reticentes a entender.
Parece que te estoy dando una reprimenda, nada más lejos de mi deseo. Lo extraño es qué no sé de dónde procede ese deseo, tal vez de una apariencia de deseo... De igual manera me despachurran tus palabras, tan obvio como inevitable, así, con tu corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario