Archivos del blog

Mística

Tu verso es tan profundo que sólo he podido elucubrar un poema. Un poema equivocado que no pretende hacer sombra a tu rotundidad, únicamente ser fiel al sinsentido que aletea como una mosca boba alrededor de la melaza. Se trata de eso, miel y helmintos.
La mística del amor es un hartazgo que provocará ineludiblemente arcadas. Y, si los amantes del deseo trascienden el placer hacia la servidumbre de sus funestas razones; qué, si encuentran esa unión de los elegidos sin elegir. Por supuesto, la conjunción ha de ser con ellos mismos pero sin sus propios egos, para no caer en la frustración de las cavernas recíprocas.
Tal vez el amor elevado al hambre sea un arcano menor y debamos fijarnos en los astros para alcanzar lo Unívoco del Encuentro con la Llamada.
Tu verso hace correr a las musas hacia los soportales de la luz y descorrer los sucios cortinajes que desvelan el inconmensurable corazón. A veces sólo los necios, 95% estupidez y 5% ingenuidad. A veces sólo los locos y los poetas, como diría Nietzsche, 95% presunción y 5% ambición, y ni siquiera ellos.

O teu verso é tan profundo que só puiden elucubrar un poema. Un poema equivocado que non pretende facer sombra á túa rotundidade, unicamente ser fiel a carencia de senso que bate as ás como unha mosca boba ao redor da melaza. Trata-se diso, mel e helmintos.
A mística do amor é unha fartura que provocará ineludiblemente arcadas. E, se os amantes do desexo transcenden o pracer cara á servidume das súas funestas razóns; que, se atopan esa unión dos elixidos sen elixir. Por suposto, a conxunción ha de ser con eles mesmos pero sen os seus propios egos, para non caer na frustración das cavernas recíprocas.
Talvez o amor elevado á fame sexa un arcano menor e debamos fixar-nos nos astros para alcanzar o Unívoco do Encontro coa Chamada.
O teu verso fai correr ás musas cara aos soportais da luz e descorrer as sucias cortinas que desvelan o inconmensurable corazón. Ás veces só os necios, 95% estupidez e 5% inxenuidade. Ás veces só os tolos e os poetas, como diría Nietzsche, 95% presunción e 5% ambición, e nin sequera eles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario