Archivos del blog

Fragmento nº 7

Siempre hay algún lugar en el que podemos permanecer y tratar de importunar a lo inquilinos.
Las manos arrastran la indolencia hacia el abrigo de la orfandad. Un mar desbordado se sumerge en el infarto y evidencia la necesidad de achicar sentimientos.

Fragmento nº 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario