Archivos del blog

Muñecos de estiércol

Cuando regrese la nieve quiero unos ojos de infinito en los que desarmarme sin necesidad de cubicar la sangre en los alfabetos de agua.

¡De perdidos al río!

Tengo todas las ideas amotinadas en tu casa, de a veces te amo como se ama el desorden, la anarquía o la estupidez, pero tu nombre sigue siendo una fiesta contra el hambre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario