Archivos del blog

Millones de seres follando a nuestro lado y nosotros hacemos como quien contempla la noche. ¿No has visto todos esos torsos desnudos en el amanecer de la sangre, circunscribir la órbita de una estrella imposible? Soles de amor intuyen el alma de las cosas. Tropezamos con paisajes y, a veces, caemos penetrando la faz de una luna incoherente para recrear un mundo de presunción. Decir cielo es propiciar la eternidad viva, la orilla en nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario