Archivos del blog

hay pedazos que nunca pueden pegarse... por muy lejos que se esconda uno en algún perdido horizonte;) ni siquiera con la puesta de sol más preciosa que exista en el tirar la última pieza...

María



Vivimos en un mundo de fantasmas y la única aparición que deseamos detesta nuestra presencia. Me he sumergido en sus aguas bautismales y se me ha apagado la linterna. Si negamos la sangre por qué insulso lenguaje dar la vida. Si la sangre es tan sólo el exilio de la brecha con qué voluntad dirimir el afecto.
Me he acostado con el poema y he amanecido empapado. Los locos abren puertas que deben cerrarse con cautela.
Muñeca, en esta vida hay dos clases de personas: los que beben cerveza y los que mean Jack Daniel's.
 
 
 
hai retrincos que nunca se poden pegar... por moi lonxe que se agoche un nalgún  perdido horizonte;) nin sequera co solpor máis precioso que exista no tirar a última peza...

 
María




Vivimos nun mundo de pantasmas e a única aparición que desexamos detesta a nosa presenza. Mergullei nas súas augas bautismais e apagou-se-me a lanterna. Se negamos o sangue por que insulsa linguaxe dar a vida. Se o sangue é tan só o exilio da brecha con que vontade dirimir o afecto.
Deitei co poema e amecín empapado. Os tolos abren portas que deben pechar-se con cautela.
Boneca, nesta vida hai dúas clases de persoas: os que beben cervexa e os que mexan Jack Daniel's.

No hay comentarios:

Publicar un comentario