Archivos del blog

En la víspera del día de los límites, en el loco avispero de los amantes, una mujer prefiere una boca de embudo a un olvido transitable. El beso en el labio y la miel en la flor, la dulzura de un sintagma lacrimal, dos esperanzas en la muerte para el jinete del fin. ¡Cabalga hacia el temprano sol! ¡Coge tu vida sin utilidad, arriero de la palabra, y que cada oculta verdad amenace la calma aparente! El pájaro y la hora son el hado en tu puerta. 



Na véspera do día dos límites, no tolo avespeiro dos amantes, unha muller prefire unha boca de funil a un esquecemento transitable. O bico no labio e o o mel na flor, a dozura dun sintagma lacrimal, dúas esperanzas na morte para o xinete do fin. Cabalga cara ao sol temperán! Colle a túa vida sen utilidade, arrieiro da palabra, e que cada oculta verdade ameace a calma aparente! O paxaro e a hora son o fado na túa porta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario