Archivos del blog

Mantener relaciones de una noche es abandonar la belleza al amanecer. Me sabe a cielo tenerte y cada vez que te poseo se acrecienta la lujuria y se intensifica el deseo. ¿Por qué abandonar un horizonte cuando se conoce y se ama? ¿Por qué no detenernos cada día a sentir el mismo orgasmo complacido? Parafraseando a Biedma, para amar un solo cuerpo son necesarias mil noches... Te necesito en mi tierra y en mi estiércol para  relegar el poema a la nada.




Manter relacións dunha noite é abandonar a beleza ao amencer. Sabe-me a ceo ter-te e cada vez que te posúo acrecenta-se a luxuria e intensifica-se o desexo. Por que abandonar un horizonte cando se coñece e se ama? Por que non nos deter cada día a sentir o mesmo orgasmo compracente? Parafraseando a Biedma, para amar un só corpo son necesarias mil noites... Preciso-te na miña terra e no meu esterco para relegar o poema á nada.

2 comentarios:

  1. Muy bueno. Me gusta especialmente el final: "Yo necesito que roces mi tierra..."
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor, generalmente, se abona a la indigencia de su detrito.

      Eliminar